Patrocinador

Radios


Intipucá también tiene su fábrica de empleos en la Alcaldía

Mon, 13 Jan 20 19:50:26 -0600


Por Joaquín W. Chávez

Si la economía de Intipucá tuviera la proporcionalidad del crecimiento de la planilla de la Alcaldía Municipal, hace rato que ya seríamos uno de los municipios con una bonanza económica y hubiéramos superado el PIB de todos los municipios vecinos. Pero sabemos que no es así y la incoherencia de nuestro gobierno municipal en aumentar plazas es interminable. En el presente periodo, nuestra municipalidad contrató alrededor de 15 personas, que vinieron a agrandar la ya fuerte carga salarial que tenía el municipio. En otras palabras, son plazas partidarias, clientelismo político puro y duro.

El aumento del número de plazas, no se ha convertido en el único problema financiero para las arcas municipales, también lo ha sido el incremento en salarios de empleados de algunas unidades y el aumento de las dietas de los concejales y los gastos de representación del Alcalde. Por ejemplo, la unidad de secretaría municipal, hasta abril de 2018, devengaba una mensualidad de $800.00, ahora devenga $1,100.00, lo mismo que la jefatura de la Unidad de Adquisiciones y Contrataciones Institucionales, paso a devengar $1,000.00, siendo que antes esa unidad devengaba $800.00.

En el caso de los gastos de representación, estos pasaron de $500.00 al mes, a representar $2,500.00 mensuales; y para las dietas de los Concejales, pasaron de valer $225.00 cada una, y de hacer 2 reuniones al mes, a costar $300.00 cada dieta, y realizar 3 reuniones mensuales. A todo lo dicho hay que agregarle un dato que también implica la erogación de fondos del municipio, y es el hecho que entre más altos son los salarios, es más alto el valor que el patrono (en este caso la alcaldía) debe pagar en concepto de AFP (7.50% del salario) y Seguro Social (3.0% del salario). Todo esto hace que ahora el municipio requiera cada mes de una cantidad que ya roza los $45,000.00 para cubrir sus obligaciones salariales y patronales con los empleados, AFP y Seguro Social.

Sin embargo hay una situación que por años las autoridades municipales de Intipucá han ignorado, y es que el Fondos para el Desarrollo Económico y Social (FODES) que está dividido en 75% que es para inversión, y 25% para gastos administrativos, y el aumento aprobado para este año que será para inversión;  genera límites en lo que se debe erogar en concepto de salarios y obligaciones patrimoniales. Por ejemplo en 2020, Intipucá recibirá cada mes en concepto de FODES $121,462.63, este se dividirá en $24,271.52, que es para gastos administrativos (salarios, recibos y papelería; $72,814.54, que es para pago del crédito e inversión de proyectos y $24,376.57 que es exclusivamente para inversión en proyectos de desarrollo humano y programas sociales.

De los $24,271.52 que la municipalidad debe utilizar para gastos administrativos, solamente la mitad pueden usarse en pago de salarios, es decir $12,135.76, la otra mitad debería ser utilizada en pago de servicios de energía eléctrica del palacio municipal, agua potable, telefonía e internet, papelería, gasolina para vehículo municipal. Sin embargo, al estar la planilla tocando el umbral de los $45 mil, no se cumple con esa disposición, y es por ello que el Concejo Municipal ha tenido que sacrificar la inversión en obras para mantener el núcleo de empleados, y lo hace a través de traslados desde los recursos que son para proyectos, hacia la cuenta para pagar su planilla de empleados.

Esta conducta del gobierno municipal de Intipucá  fue observado por la Corte de Cuentas de la República, por ejemplo, la observación número 4 del informe de auditoría deja cuestionado al Alcalde y Concejo Municipal por utilizar $71,693.00 de fondos que debieron ser para inversión en proyectos, y sin embargo fueron trasladados para gastos operativos; y a este cuestionamiento se le suma además otra observación, la número 7 del referido Informe, que cuestiona el uso total del FODES 25% en pago de salarios, siendo que únicamente podía usar la mitad, este exceso le costó al municipio  $85.666.90 en pagos de salarios.

Es decir, que solamente en 8 meses auditados por la Corte de Cuentas, la municipalidad utilizó la cantidad de $157,359.90 para poder salir con sus obligaciones de salarios, cuota patronal de AFP y Seguro Social. Empero, las ilegalidades detectadas por la Corte de Cuentas no quedan en esos señalamientos, sino que también dejó observado según el informe de auditoría, al que tuvimos acceso, que la municipalidad realizó en 2018 contrataciones de personal, de las cuales dejan cuestionados 11 nombramientos, sin que se hiciera el proceso de selección y evaluación para determinar la competencia. Es decir, que a pesar de que la Ley obligue a realizar exámenes de suficiencia para optar algún cargo dentro de la alcaldía, sigue privilegiando el componente político.

A esos datos vertidos, habrá también que agregarle lo que el municipio paga bajo la figura de “Empleados Eventuales”, que es una manera utilizada por las anteriores administraciones, y multiplicada en esta, con la cual se extrae dinero del municipio, para poder sostener una red de activistas y “líderes comunitarios” que ayudan a verter opiniones positivas del alcalde en sus barrios, cantones y caseríos y en redes sociales. Empero, el problema es que eso al final afecta la capacidad financiera de la alcaldía en realizar más y mejores obras que vayan transformando la vida de las comunidades de Intipucá.

Relacionados



Fanpage

Facebook

Desde Intipucá City para el mundo

Publicado por Intipucá City en Miércoles, 11 de diciembre de 2019

Anuncios


© Intipucacity.com 2001 - 2020