logoIntipucacity.com
plantillav5

Un político confundido

Publicado por: Administrador | 04/10/2014

...

Columna

Escrito por: Monseñor Rómulo Emiliani


Monseñor Emiliani, he entrado en el mundo de la política porque me sentí atraído por participar y contribuir en algo a cambiar la vida de mi país. Tengo la carrera de Derecho y Ciencias Políticas y me considero un buen profesional. Tengo cuatro socios en el bufete de abogados y ellos me ayudan a llevar casos míos y eso me da más libertad para estar en esto. En el Partido en que estoy inscrito se me ha dado cierta responsabilidad que me ha permitido meterme más de lleno en la vida interna de esta agrupación. He estudiado a fondo la filosofía del Partido y sus principios son para mí excelentes.

Pero en estos dos años y medio de participación he podido constatar lo que son las intrigas, la división por intereses, el poder que ejercen los que tienen más capital en el Partido y lo poco que se estudian los principios e ideales de este grupo político. Hay personas que tienen ocupaciones de importancia en el Partido y cuando los oigo hablar no distingo ninguna postura ideológica y me da la impresión de que podrían estar en cualquier otro partido.

Y algo que me da mucha rabia es el de ver a un par de políticos de reconocida trayectoria corrupta, que se enriquecieron en actividades ilícitas y que los consideran grandes autoridades en el Partido. Ellos opinan sobre cualquier tema y tienen influencia de decisión. Yo he estado dispuesto en varias ocasiones a pedirles que expliquen las procedencias de sus fondos y que si no lo hacen, no tienen autoridad para hablar; pero unos amigos me han dicho que no lo haga, que no es prudente decir nada ya que son personas peligrosas. Creo que es mejor que me retire a mi vida profesional y privada y que deje este asunto para gente sin escrúpulos. Estoy muy joven todavía y mejor dedico mi energía a mi profesión de abogado.

Estimado amigo.

La política como ciencia y como actividad es necesaria en nuestra sociedad. Justamente los ideales y principios que fundamentan las doctrinas de los diferentes partidos están encaminados, con criterios diferentes, a favorecer el Bien Común. Se necesitan personas como tú, jóvenes preparados y honestos, para que vayan purificando el mundo político, donde hay corruptos, demagogos y personas superficiales. No podemos dejar el campo abierto para este tipo de personas, que lo que hacen es dañar el ambiente político y entorpecer la buena marcha de la sociedad. De hecho deberían participar en el mundo de la política la gente más preparada y consciente, los más honestos y sensibles al drama de la pobreza de nuestro países.

Por lo tanto, si quieres mi consejo, te pediría que no te salgas del partido, sino que desde dentro y con gente como tú, que la hay, hacer un frente sólido de personas dispuestas a mejorar un cien por cien el ambiente interno y así hacer de tu Partido, un grupo político que haga cambios positivos en el país.

Ahora bien, no descuides tu trabajo, que es la fuente de tus ingresos. Nunca pienses en lucrar de tu actividad política. Si algún día, más adelante, te dan un puesto público, conserva tu integridad y no robes un centavo al pueblo. Lo que muchos corruptos no saben es que, además de ser un pecado y delito el robar, cuando se hace a las arcas del estado, se está robando al pueblo pobre, y eso es todavía peor.

Necesitamos una generación de jóvenes como tú, para oxigenar el ambiente político y purificarlo de tanta corrupción y mediocridad.

Creo que sería clave en tu Partido, el que la gente estudie a fondo la filosofía del mismo y con seminarios y talleres continuos, ir fomentado la formación de los miembros, ya que eso da más mística a la lucha. Los partidos políticos en esta hora histórica de América Latina, donde las democracias se están fortaleciendo, son elementos clave para que el pueblo en verdad tenga el poder.

Los principios que ofrece la doctrina social de la Iglesia del respeto a la vida, a la persona humana, al Bien Común, a la libertad de expresión, a la inclusión de los marginados, basados en el Evangelio, donde Dios siempre debe estar en primer lugar, y el prójimo ser tratado como “otro yo”, todo eso debe inspirarte. Y no te asustes, lamentablemente siempre habrá personas tramposas, pero no te dejes contaminar. El Señor te bendiga y recuerda, que con El tú eres invencible.

 

 

Tags

plantillav5
plantillav5 SÍGUENOS EN NUESTRA FANPAGE
Patrocinador
sponsor
footer container