logoIntipucacity.com
plantillav5

Sin rendición de cuentas no hay claridad ¿En qué se gastó el desembolso de emergencia?

Escrito por:Joaquín W. Chávez
Publicado Domingo 29 de Noviembre del 2020 a las 8:15 AM
...

Noticias


Una de las promesas que más hincapié hizo el señor Edil Elenilson Leonzo Gallo durante la pasada campaña política fue crear una política de rendición de cuentas, transparencia y participación ciudadana. Esto se haría a través de cabildos abiertos o publicación de los gastos de la municipalidad durante su administración.

El anzuelo fue bueno, mucho se creyó en aquella propuesta, quizá nadie puede oponerse, salvo los que se benefician de ella, en que para existir confianza en una administración municipal que administra millones de dólares cada año, debe haber una voluntad política en transparentar el uso de ese dinero de los contribuyentes para tener claridad y certeza. Cuentas claras, amistades largas reza el dicho.

Empero, la realidad es distante del discurso, hay más vana palabrería que hechos u obras; esto a pesar que desde el despacho municipal nos quieran decir que es al revés. Deberán saber que la realidad es implacable y siempre alcanza las mentiras, por más que se busque el mejor ángulo para una foto o que se usen decenas de activistas para decir que estamos en una especie de Suiza salvadoreña. La gente no es estúpida, por más que ustedes así lo crean.

A inicios de este mes se hizo efectivo el traslado a las alcaldías del país, de $75 millones retenidos por el Ministerio de Hacienda desde agosto. En esa distribución de fondos realizadas por el Instituto Salvadoreño de Desarrollo Municipal, al municipio de Intipucá le correspondió la cantidad de $220,624.34. Los cuales debían ser utilizados estrictamente en atención a la emergencia y reactivación económica de municipio.

A pesar de que el presidente, de forma muy astuta, sugirió a los alcaldes que podían gastar ese dinero en lo que quisieran, la realidad es que el decreto de aprobación de esos fondos ya decía en que rubros se podían gastar. La avaricia de muchos alcaldes es tal, que tuvo que emitir un comunicado el ISDEM, la Corte de Cuentas y el propio COMURES advirtiendo de que debían apegarse al decreto para su uso.

En Intipucá una densa niebla rodea el uso de esos fondos; públicamente sólo se conoce del uso de $30 mil para comprar 3 mil bolsas de víveres acompañadas de una estampa del Edil. Cada bolsa tiene el valor de $10. El equipo de Intipucá City compró en una tienda los mismos productos de primera necesidad que vienen en la bolsa entregada por la alcaldía y el costo fue de $7.35. Aclarando que la compra se hizo en una tienda al detalle y no de mayoreo donde el precio serio menor. Estimado lector, saque usted sus conclusiones.

Aparte de la inversión en víveres, se aprobó como parte de el uso de esos fondos un poco más de $13 mil para un torneo navideño. La municipalidad consideró necesario realizar ese gasto para una actividad de menos de 2 meses y en la que solamente participarán la mitad de equipos que lo hacen tradicionalmente. Se exponen a un reintegro patrimonial por ese uso indebido de los fondos de emergencia en una actividad deportiva.

En la segunda semana de noviembre en que se remitió el desembolso de más de $220 mil para atender la emergencia, decenas de activista del PCN llegaron a cobrar cheque; a ellos se les paga bajo la figura de empleados eventuales. Se pagaron facturas incluidas a un odontólogo que nadie sabe que servicio prestó en la emergencia y se pagó la cantidad de $35 mil en supuestas reparaciones de calle que casi nadie ha visto. La finalidad de esos fondos era atender la emergencia y reactivación económica. Los que mandan en la alcaldía, solo hicieron uso para reactivación económica, la de sus bolsillos. 

Tags

plantillav5
Patrocinador
sponsor