logoIntipucacity.com
plantillav5

Responsabilidad y disciplina ciudadana es indispensable para afrontar pandemia en Intipucá

Escrito por: Joaquín W. Chávez | 2020-06-24 05:13

...

Noticias


Disciplina social ha sido un concepto escuchado en los últimos meses; que con la globalización de la información es poco creíble que un ciudadano, desde las grandes urbes dotadas con mejor tecnología en el mundo, hasta nuestro apartado Intipucá no hubiera escuchado sobre las medidas de prevención y distanciamiento social para prevenir la propagación del Covid-19. Este concepto implica el compromiso de la ciudadanía en la forma de acatar las medidas tomadas por el Gobierno Nacional.

Todos los países han terminado aceptando y adaptando sus vidas por recomendaciones de la OMS y de los gobiernos en cuanto a las medidas de distanciamiento social preventivo y los resultados se han ido dando. En la medida que todos entendamos en términos de cambiar nuestros patrones de conducta y comportarnos en beneficio de la sociedad, todos los ciudadanos entenderemos y entre todos contribuiremos a seguir adelante, no podemos claudicar en el esfuerzo; de lo contrario, estaremos condenados al desastre.

La disciplina, es el acto individual que tenemos cada uno para mantener una serie de normas. Al llevarlo a un término aplicado como sociedad, es un conjunto de normas para que podamos funcionar de manera adecuada. El regresar a lo que llamamos la normalidad, es decir, volver a vivir como lo hacíamos antes, será un proceso gradual, y debemos aceptar que no se volverá tan pronto a un estilo de vida como el que teníamos acostumbrado.

Los seres humanos tenemos todos los recursos mentales para adaptarnos gradual y progresivamente, a las nuevas exigencias que la Pandemia nos pone, los ciudadanos de Intipucá debemos ahora más que nunca interiorizarnos a que solo siendo responsables y disciplinados en nuestras conductas evitaremos llorar a nuestros conocidos, amigos, vecinos o familiares. Sin duda muchos hemos tenido situaciones difíciles, quisiéramos ver personas que nos hacen falta, dificultades, pero la mejor manera de garantizar que esto lo hagamos de manera adecuada es cambiando nuestra forma de pensar, nuestros patrones de conducta.

Es también importante que desde la municipalidad se comprenda cuáles son las verdaderas prioridades en estos momentos; para llevar un beneficio a las comunidades, no se requiere andar acompañado de muchas personas, ni necesariamente hacer pequeñas concentraciones para desarrollar discursos políticos; urge cambiar la forma desordenada de entrega de láminas, abono o víveres; porque este grupo de personas al andar en todas las comunidades, no solo se exponen a contagios, sino que también se convierten en vectores que pueden contagiar lugares donde las personas han cumplido disciplinadamente la cuarentena.

La pandemia del Coronavirus ha puesto a todos grandes pruebas, es innegable la dificultad que significa la paralización de actividades y el aislamiento preventivo, así como también la realidad de los grupos más vulnerables para quienes este momento implica el doble de esfuerzo. Sin embargo, sigue observándose un alarmante número de infractores del aislamiento social. Este grupo que desatiende sistemáticamente los llamados que solo buscan protegernos ya no pueden seguir dudando de la gravedad de este virus que, además de ser una clara amenaza para la salud de las personas y el sistema de salud también ha puesto en jaque la economía nacional.

Una vez que pase toda esta tragedia de seguro se medirán muchas de las acciones que se llevaron a cabo, entre ellas la capacidad que tenemos de reaccionar, prevenir y atender una realidad de tal envergadura, pero uno de los más importantes juicios a la que nos someterá el COVID-19, será el de cuanta disciplina o cuanta irresponsabilidad tuvimos en esta lucha.

Tags
Articulo
plantillav5
plantillav5 SÍGUENOS EN NUESTRA FANPAGE
Patrocinador
sponsor
footer container