logoIntipucacity.com
plantillav5

Repitiendo los mismos vicios no se obtendrán resultados distintos

Escrito por: Joaquín W. Chávez | 2020-09-20 06:50

...

Noticias


En diciembre de 2018, más de un mes y medio después de haberse finalizado la primera parte del proyecto de la calle a El Esterón, la administración municipal de Intipucá autorizó pagar por una supuesta orden de cambio, la cantidad de $27,742.65. Ese pago llamó la atención de la Corte de Cuentas, porque este proyecto se estaba financiando con un préstamo, por lo que de haberse ejecutado realmente, no había razón por la que el pago hubiese tardado 45 días en ejecutarse.

Partiendo de esa sospecha, realizaron la inspección del proyecto, la cual determinó que la obra cobrada en esa orden de cambio no se había ejecutado, y dejó observado patrimonialmente la totalidad del monto, es decir más de $27 mil. Esto ha sido ratificado por las distintas instancias de la Corte de Cuentas que han conocido del caso, porque no existe evidencia alguna que la municipalidad recibiera la obra por la que hizo esa erogación de fondos.

El Concejo de Intipucá, al menos el edil Leonzo Gallo y los concejales que acompañaron esa decisión, tendrán que responder patrimonialmente por el pago de esa orden de cambio; cualquier persona con un grado de sensatez debería aprender de esa experiencia y evitar replicar estas acciones, que no solo corroboran el drenaje de fondos públicos en la que la actual administración municipal está inmersa, sino también que lleva consigo problemas legales, que tarde o temprano se convertirán en problemas muy graves.

Sin embargo, parece ser que para la actual administración aplicar el aforismo “todo es playa”, se ha convertido en el pan nuestro de cada día. Recientemente se conoció que la municipalidad aprobó una nueva orden de cambio para la remodelación del Parque municipal; es de traer a cuenta, que este proyecto es uno de los que iban incluidos en el préstamo, se presupuestó que se gastaría en su ejecución la cantidad de $167,462.89.

A pesar que es una suma importante de dinero, desde la municipalidad nunca se pretendió gastar lo aprobado; por el contrario, se hicieron operaciones internas, acuerdos entre la constructora y el alcalde Leonzo Gallo, acompañado por el voto de  los integrantes de su fracción, para gastar mucho más; específicamente la cantidad de $299,188.86; es decir, la municipalidad autorizó que el proyecto tenga un costo de $131,726.05 sobre lo aprobado en el préstamo de junio de 2018.

Cuando esta cantidad fue revelada, aparentemente el señor alcalde Leonzo Gallo, había echado marcha atrás en cuanto al costo de la obra, sobre todo porque las opiniones no eran positivas y consideraban muchos ciudadanos que los costos eran excesivos; el mismo hizo un anuncio que se había cambiado el monto de la obra y que el proyecto costaría alrededor de $240,000.00. Sin embargo, conocido los últimos sucesos, aquella fue una más de sus tantas mentiras.

En la última sesión de Concejo, el señor Leonzo Gallo, introdujo un punto de orden de cambio del proyecto del Parque, mediante esta orden de cambio, subiría el monto de la obra en por lo menos $32,000.00, con esto, la obra se acerca cada vez más al monto aprobado en la carpeta técnica, y es motivo suficiente para concluir que en ningún momento se tuvo la intención de bajar los costos de ese proyecto.

Lo ilegal, como en la mayoría de las acciones que se ejercen en esta administración, es justificar la orden de cambio en techar la cancha del parque y poner una nueva cerca de tela alrededor, además de colocar una placa con el nombre de Intipucá. Esto llama la atención, porque al revisar las especificaciones técnicas de la carpeta TODO ESO ESTÁ CONTEMPLADO que se construirá           , por lo tanto, esta orden de cambio no es más que una nueva jugada que linda en un nuevo acto de corrupción.

Hay otro detalle que no se debe pasar desapercibido; la empresa que está construyendo este parque, es propiedad de las mismas personas que realizaron el proyecto del desvío a Intipucá, el cual fue observado por la Corte de Cuentas por tener un sobreprecio de un poco más de $14,000.00, además son los mismos que hicieron la segunda fase de la Calle a El Esterón. Las actuaciones de estos profesionales en esos proyectos, no deja lugar al optimismo en que será una obra de calidad y sin indicios de corrupción.

Las historias para esta administración municipal parecen convertirse en un círculo vicioso; lo que ya se hizo en 2018 con la orden de cambio en la Calle a El Esterón, se repite con una orden de cambio del proyecto del parque. Aquella ocasión la Corte de Cuentas dejó señalado a los involucrados por el monto total, al pagarse algo que no se ejecutó. En esta ocasión pinta igual, porque se ha justificado una orden de cambio sobre obras que ya están contempladas en la carpeta; esto, por lo menos debería ser sopesado por los concejales que ya no repetirán en el periodo 2021-2024; porque ustedes pueden salir, pero las cosas que aprueben, conlleva responsabilidades patrimoniales, administrativas y hasta penales, dependiendo de la gravedad de sus transgresiones legales.

Tags
Articulo
plantillav5
plantillav5 SÍGUENOS EN NUESTRA FANPAGE
Patrocinador
sponsor
footer container