logoIntipucacity.com
plantillav5

La peligrosa manía de politizar todo

Escrito por: Miguel Ángel Blanco | 2020-10-11 07:17

...

Columna


Bienaventurados los que disfrutan de la política porque en este país todo, absolutamente todo, se ha convertido en político. El Presidente dice, una y otra vez, que antes ésta era un asunto de élites y que la democracia participativa consiste en involucrar al pueblo. Con frecuencia alaba la politización de la gente, celebra que el pueblo tenga cultura política. Si algo ha logrado es politizar toda la esfera pública. No hay tema que se pueda discutir fuera del prisma del proyecto presidencial.

Todo está codificado en clave campaña, desde los mensajes del informe que dará cualquiera se sus ministros, hasta los planes de salud. Todo se convierte en un sistema dicotómico de aprobación o no aprobación del Presidente. El jefe del Estado, a través de su cuenta de Twiter habla todos los días sobre todos los temas, pero no profundiza en ninguno. Lo suyo es la eterna campaña.

Si cultura política significara un cambio de mentalidad, estaríamos escribiendo una página novedosa en la historia, pero la política que hoy domina en el país es mucho más cercana a la de los paises fasistas que dominaban Europa a mitad del siglo pasado que a una saludable democracia.

Una política democrática no significa que el gobierno lo sea todo. Que el Presidente ocupe horas en la televisión y redes sociales para repetir las tesis gubernamentales. El viraje que se le ha dado a radio y televisión nacional es el mejor ejemplo del ánimo de politizar todo. Siempre encuentra un motivo para seguir confrontando con los demás poderes del estado porque la división es la esencia de la campaña permanente a la que estamos sometidos.

Este país ha cambiado. Hoy todo es política. A este paso las divisiones no harán más que crecer. Desde el Gobierno han demostrado no tener tiempo para construir, conciliar y gobernar para todos. Es una lucha interminable contra “los otros” "los mismos de siempre" y al final será motivo de discusión política hasta temas tan triviales como si las pupusas son mejores de arroz o de maíz.

A mí me entusiasma la política, pero vamos a lamentar este camino porque, como toda guerra, sabemos cómo empieza, pero no cómo termina. Lo cierto es que los costos serán muy elevados. Adiós prosperidad, infraestructura de calidad y mejores servicios públicos, hoy todo es política. Y la política sirve para muchas cosas, pero solo da de comer a quienes viven de ella.

 

Tags

plantillav5
plantillav5 SÍGUENOS EN NUESTRA FANPAGE
Patrocinador
sponsor
footer container