logoIntipucacity.com
plantillav5

En plena pandemia de Covid-19 y sin ley de cuarentena se llegó al “sálvese quien pueda”

Escrito por: Joaquín W. Chávez | 2020-06-14 06:30

...

Columna


La Biblia relata la historia de dos mujeres que reclamaban ser la legítima madre de un niño, ante los alegatos de ambas, el sabio rey Salomón resolvió el caso ordenando cortar el niño en dos. La impostara aceptó, la verdadera madre, dijo que no: su amor le hizo ceder y prefirió se le entregara a la otra. A raíz de ello, el Rey dedujo quien era la verdadera madre. Esta semana en nuestro país dos poderes del Estado, que en declaraciones dicen hacer lo mejor por el pueblo, no tuvieron la capacidad de ceder en sus orgullos y sentarse a dialogar una nueva Ley, dejándonos así sin una Ley Integral en este momento difícil. 

El salvador registró en los últimos 3 días más de 300 casos del nuevo Coronavirus; en medio de la deficiencia que provoca la falta de intervención integral al covid-19, el gobierno de El Salvador en vez de ser agudo y eficiente para atender el reclamo social, a 85 días de declarado el Estado de Emergencia, ha dejado claro que solo los más “aptos” sobrevivirán. En lugar de estar en la contención del coronavirus, nuestras autoridades, sobre todo el Gobierno y la Asamblea Legislativa nos han dejado en una fase de “sálvese quien pueda”. Mientras el gobierno se empeña en hacer creer que sus improvisaciones y que hay una nueva y regenerad red de hospitales con suficiente personal, la realidad es que la ausencia de un hospital provisional prometido (que sería el más grande de latinoamerica) ha hecho que se contamine la red de hospitales públicos de tercer y segundo nivel.

Tan solo el día 10 de junio, se reveló que al menos 15 profesionales de la salud del Hospital General del Seguro Social se habían contagiado de Coronavirus. Lo mismo ha sucedido con personal del nuevo Hospital del ISSS de San Miguel, donde existen ya varios contagios; mientras esto sucede, los políticos en nuestro país siguen haciendo alarde de su inmadurez, perdiendo valioso tiempo en pleitos estériles en redes sociales, sin que se vea una salida prometedora a esta situación.

Con toda incapacidad y buena dosis de desfachatez, vemos algunos titulares de instituciones gubernamentales publicar como logros la entrega de paquetes de víveres de forma tardía, después de 70 u 80 días de cerradas las actividades económicas a las que se dedican muchas familias; no sin antes privilegiar en la entrega a partidos políticos; viejas costumbres por las cuales la población castigó a los partidos tradicionales en las votaciones de 2019; pero que sin embargo, se siguen replicando en el actual gobierno.

Sumado a la tragedia del Covid-19, hemos sido también castigados por las lluvias, en una semana llovió tanto que, una vez más, quedó al desnudo la vulnerabilidad de nuestro país. Este fenómeno climatológico dejó una treintena de muertos y millonarios daños en la infraestructura de nuestro país, que incluye un nuevo reto social al dejar a decenas de familias sin viviendas, por haber sido arrastrada por las corrientes o soterradas por aludes de lodo y rocas.

En el horizonte no se ve mejoría, se ha entrado de forma descarada a una campaña electoral que nos traerá más crispaciones políticas hasta febrero de 2021; lo peligroso es que a un buen segmento de nuestra sociedad le ha contagiado el virus del odio y de la intransigencia, insultamos, maldecimos y deseamos malas cosas a otros salvadoreños como nosotros, solo por el simple hecho de no pensar igual que nosotros. De nuestros gobernantes, ya no espero nada, esperaría un cambio de nosotros como sociedad, de demostrarle a nuestros políticos que somos mejores que ellos, o quizá me equivoque y nuestra clase actual de políticos, solo es el reflejo de la involución que como sociedad hemos tenido.

Tags
Pandemia Covid-19
plantillav5
plantillav5 SÍGUENOS EN NUESTRA FANPAGE
Patrocinador
sponsor
footer container