logoIntipucacity.com
plantillav5

El costo de la improvisación se paga con los impuestos de los intipuqueños

Escrito por: Joaquín W. Chávez | 2020-09-06 06:30

...

Columna


Improvisar consiste en hacer algo de pronto, sin haberse preparado previamente o sin que el entorno lo espere.  Todo aquel funcionario responsable de diseñar y ejecutar alguna política pública, en algún momento del proceso, debería indagar si la acción que va a realizar influenciará positivamente en la calidad de vida de los ciudadanos y su sostenibilidad, o simplemente servirá para cumplir lo estipulado en un presupuesto o peor aún, en el cobro de alguna jugosa comisión.

Esta semana dábamos a conocer como un proyecto de mejoramiento a la cancha de fútbol del caserío El Jicarito, está paralizado por falta de pago de la municipalidad a la empresa ejecutora de esa obra; ¿A caso el Código Municipal no obliga a no emprender proyecto si no se cuenta con presupuesto? ¿No prioriza la alcaldía los proyectos que ejecutará durante el año y los ejecuta conforme se vayan dando los desembolsos del FODES?

Gran parte de nuestros problemas públicos son actuaciones de nuestros funcionarios signadas por la improvisación, el desconocimiento y la ausencia de principios y valores que propician conductas inadecuadas. Y lo grave es que la ciudadanía, muestra apatía abrumadora, y deja que esas situaciones se degraden en una discusión políticas entre partidarios y opositores; cuando deberían sentir la obligación de intervenir y buscar soluciones consentidas, así como también, lograr consenso en cuanto a la visión de sociedad que se desea.

Otro caso que resultará paradigmático es el proyecto de remodelación del Parque Municipal; fue un proyecto que se concibió desde la suscripción del préstamo, para ello según el contrato al que este medio ha tenido acceso, se han destinado $167 mil; de los cuales más de CATORCE MIL DOLARES fueron invertidos para el diseño; 26 meses después, el proyecto dio inicio sin hacer una socialización de esa obra.

Es decir, si desde hace 26 meses se contaba con la mayoría de los fondos para ejecutar esa obra, ¿Por qué no realizar la consulta ciudadana con los vecinos del lugar a quienes directa o indirectamente se afectarían o beneficiarían con la ejecución de ese proyecto? Ahora se discute en sede judicial algunas decisiones tomadas al inicio de esa obra. No se tenían ni siquiera los permisos ambientales para su ejecución, y ahora está dependiendo de una decisión judicial si la obra continuará. Todo, debido a que la improvisación ha sido la norma del actual gobierno municipal.

La novatez e inexperiencia ya no cuaja como excusa. Gobernar impulsado por arrebatos dificulta la solución de problemas estructurales del municipio, sobre todo cuando junto a la improvisación va la mentira y la avaricia. Las de decisiones no se toman siquiera bajo la ecuación costo-beneficio, sino bajo la premisa de la “comisión” que dejará a los funcionarios realizar “X” obra; eso explica que en el 2018, cuando se contrató el préstamo, la municipalidad consignó que gastaría únicamente $167 mil en el proyecto del parque. Ahora que han ingresado fondos por la pandemia, se cambió de opinión y  se usarán $75 mil  adicionales, que deberían ser para atención de la emergencia.

En fin, son múltiples, complejos y multidisciplinarios los problemas públicos que aquejan a nuestro municipio, y sin ser pesimistas, son pocas las propuestas de políticas públicas con un enfoque estratégico a largo plazo, que puedan corregir las fallas que inciden en la repetición, y consecución de estos problemas a lo largo del tiempo. Quizás gran parte de la improvisación se deba al desconocimiento real del problema público, la falta de capacidades y habilidades para enfrentar estas adversidades, o simplemente que resulta más oneroso improvisar y cumplir con los compromisos políticos de efímero plazo.

Estimados funcionarios, están  a tiempo de corregir los errores que implica seguir improvisando en las políticas públicas y, por ende, en el despilfarro de los recursos públicos. Para lograr este objetivo, se requiere modificar el enfoque para visualizar los problemas públicos con conocimiento, destrezas y compromiso que permita, plantear opciones acertadas y efectivas que incidan en una verdadera transformación de nuestro municipio, consecuentemente de nuestra cultura ciudadana.

Tags

plantillav5
plantillav5 SÍGUENOS EN NUESTRA FANPAGE
Patrocinador
sponsor
footer container