logoIntipucacity.com
plantillav5

El arte de desaparecer el dinero de la Alcaldía y que aparezca en cuentas de amigos del alcalde

Escrito por: Joaquín W. Chávez | 2020-10-17 23:13

...

Columna


Si hay algo que la actual administración municipal de Intipucá realiza magistralmente, es hacer desaparecer dinero de la tesorería de la alcaldía y que aparezca en cheques firmados a favor de amigos y conocidos del alcalde. Empleados de la ruta de buses "Caballo de Troya", propiedad de José Elenilson Leonzo Gallo, cobraron cheques por un monto de $2,262.50 por servicio de transporte a la municipalidad.

Las personas que cobraron estos cheques son los señores Josué Anibal Díaz, motorista de uno de los buses propiedad del actual alcalde y José Manuel Ortez, empleado del jefe de servicios municipales como motorista del bus Mabelita. El primero de los involucrados, cobró cheques por la suma de $1,502.50; mientras tanto, el segundo de los mencionados cobró cheques por la cantidad de $760.00.

Según los documentos que justifican esos pagos, los buses "Caballo de Troya" cobraban $125 por trasladar personas de La Leona y La Magueyera al casco Urbano de Intipucá, sin mencionar el motivo del viaje. La mayoría de pagos salían a nombre del señor Josué Anibal Díaz, sin embargo, por orientación de un asesor que les recomendó que cambiaran de persona que cobraba los cheques, porque en la bitácora se ponía la placa del autobús y se podría determinar que el verdadero destinatario de esos pagos era el edil Leonzo Gallo, a partir de ese momento los cobros se comenzaron a hacer a nombre de José Manuel Díaz.

El pago en transporte ha sido uno de los rubros donde la alcaldía ha gastado miles de dólares en condiciones oscuras que deja un mar de dudas y muy pocas respuestas. Por ejemplo, una vez vendido dos pick up hilux, en apenas $8,000.00, la municipalidad alquiló carros durante 14 meses, período en que pagó más de $19 mil en concepto de arrendamiento de vehículo, para posteriormente comprar un carro usado, marca Mitsubishi en $22 mil; es decir, adquirieron un vehículo con 2 años de uso a un costo similar al de un carro nuevo de la misma marca y modelo.

En el portal de Intipucacity.com revelamos, que, entre junio y julio de este año, una persona del entorno del alcalde cobró cheques por una cantidad superior a $2,000.00 por supuestamente proporcionar transporte al personal que labora en la alcaldía, cuando la realidad es que la alcaldía se mantuvo cerrada por casi 3 meses. También dimos a conocer que se pagaron importantes sumas de dinero a un candidato a Concejal que acompaña al alcalde en la planilla del PCN, en concepto de alquiler de su vehículo durante la emergencia por COVID-19.

El caso del pago por servicio de transporte a través de empleados directos del alcalde o de intermediarios, es sin duda una forma en la que el edil cobra los viajes que sus unidades realizan y que las publicita con bombo y platillo como "donaciones realizadas en mi calidad de empresario". Se debe ser bastante ingenuo para creer que alguien que "regala todo su salario y gastos de representación" tiene tanta bondad como para también poner a disposición gratuita sus buses.

Al revisar los pagos realizados en el rubro de transporte se explica perfectamente el hecho que para el año 2020 el Perfil de Deportes de la municipalidad, destinó la cantidad de $30,000.00 para ese rubri. Al final, la mayoría de esos fondos van a parar al mismo Alcalde, a través de una operación que le permite triangular los cobros por medio de sus empleados y amistades.

Por prohibiciones contenidas en el Código Municipal y la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública, ni el alcalde ni otro integrante del concejo pueden ser proveedores de bienes o servicios al municipio en el que ejercen funciones. En este caso se está en un evidente fraude de Ley, porque las personas que cobran los cheques no poseen buses, y los buses en los que laboran son propiedad del alcalde, por lo que esto podría acarrear responsabilidad patrimonial ante la Corte de Cuentas y hasta responsabilidad penal.

Ni siquiera en tiempos de COVID-19, que es una plaga que ha puesto a prueba nuestra fe y solidaridad, la actual administración municipal de Intipucá ha sido capaz de mantener en modo de espera sus conductas de expoliación del dinero público. Primero que el virus, la otra pandemia que azota al país y especialmente a nuestro municipio es el de la corrupción.

Tags

plantillav5
plantillav5 SÍGUENOS EN NUESTRA FANPAGE
Patrocinador
sponsor
footer container