logoIntipucacity.com
plantillav5

¡Ah! Esa falta de tacto

Publicado por: Administrador | 03/04/2016

...

Columna

Escrito por: Columnas de grandes periodistas


Por Emilio Santamaría

Cuentan que un vagabundo logró colarse en una empresa y llegó hasta la oficina del dueño, un acaudalado hombre de negocios. Sin perder tiempo, le pidió algún dinero. El hombre llamó a su asistente, un joven ejecutivo muy capaz al que estaba preparando para puestos más importantes. “¿Ve usted a este desgraciado? Observe su ropa raída y sucia. Sus horribles pantalones y su andrajosa camisa. Estoy seguro que no se ha afeitado ni ha tomado un baño en meses. Ni ha comido caliente en muchos días. Realmente me parte el alma ver una persona en estas condiciones. ¡Así que desaparézcalo rápidamente de mi vista!” El profesor Dale Carnegie nos dice que cierta gente piensa solamente en sí misma, como si fuera el centro del universo y el mundo y los demás giraran siempre a su alrededor. Y acaban por ser totalmente incongruentes al expresarse.

Es la gente que se cree capaz de humedecer el agua, añadir color a una rosa o incendiar el fuego. Su falta de tacto viene de su forma de pensar.

¿Quiere otro ejemplo?

Cuando un vecino murió de un ataque al corazón, la señora de al lado corrió y le recomendó a la afligida viuda: “¡Rápido! ¡Que le den caldo de pollo!” Como repitió una y otra vez la sugerencia, otro vecino exasperado le dijo al oído “¡Por Dios señora, no diga tonterías! ¿No ve que el ataque ha sido fulminante y nuestro amigo ya está muerto?” Pero la mujer insistió: “Y si es así, ¿qué mal puede hacerle que le den caldo de pollo?” Anthony de Mello comentaba sobre esto “el número de estos inconscientes faltos de tacto, por desgracia, es infinito”.

¿Un ejemplo más? El presidente del banco más importante de la localidad estaba en el hospital convaleciente de una delicada operación. Uno de los vicepresidentes lo visitó, y le comentó: “Deseo expresarle el deseo de nuestra junta de directores de que se recobre usted pronto y esté nuevamente al frente del banco por muchos años más”. El presidente agradeció el gesto. Entonces el vicepresidente añadió: “Es una resolución oficial, aprobada por una mayoría de 15 votos a favor, 6 en contra y 2 abstenciones”. ¡Su falta de tacto echó a perder el buen efecto inicial!

LO NEGATIVO: Hablar sin percatarnos cuando estamos cometiendo esas fatales faltas de tacto.

LO POSITIVO: Interesarnos sinceramente en los demás, y hablar en consecuencia.

Tags

plantillav5
plantillav5 SÍGUENOS EN NUESTRA FANPAGE
Patrocinador
sponsor
footer container