logoIntipucacity.com
plantillav5

2021 será un año de decisiones

Escrito por:Miguel Ángel Blanco
Publicado Domingo 03 de Enero del 2021 a las 8:29 AM
...

Columna


Venimos del año de la incertidumbre. Un 2020 extraño en el que nos hemos acercado a un abismo en todo el planeta. La vacuna contra el coronavirus nos da impulso para saltar al 2021 con esperanza. Esperamos que en el proceso hayamos aprendido que es momento de elegir.

Para este nuevo año también vendrán en nuestro país una de las elecciones más trascendentales de la posguerra, en la que se definirá si un bloque legislativo que gira en torno a los intereses de casa presidencial obtiene mayoría simple o mayoría calificada, que le otorgaría una especie de cheque en blanco para gobernar al actual presidente, que en todo este tiempo ha mostrado un preocupante rechazo al estado de derecho y la institucionalidad.

Todo indica que la población harta de una secuencia de gobiernos que no resolvieron los problemas estructurales del país, y que envueltos en actos de corrupción traicionaron los ideales de cambio y progreso prometido, ahora han depositado su confianza, casi de manera fanática, en un gobierno que maneja como pocos el arte de comunicar y que no se ruboriza para mentir a través de millonarias campañas de publicidad.

En el plano local, y si juzgamos por las opiniones mayoritarias de las distintas personas con las que se conversa, hay un enorme descontento con la actual administración. Otro político más que prometió ser un parte aguas en la forma de manejar la cosa pública en Intipucá, que en sus votantes aglomeró a todos los que querían enterrar a un sistema político que gobernó muchos años el municipio. Muchos ahora opinan en conversaciones de tarde entre amigos en las aceras del pueblo: nos salió peor la medicina que la enfermedad.

En su esfuerzo por aferrarse a la silla edilicia, el señor Elenilson Leonzo, ha cambiado a su concejo en totalidad, incluso parte de la campaña ha descansando en culpar a sus actuales concejales de las malas decisiones y de los enormes indicios de corrupción existentes en la municipalidad. Un esfuerzo vulgar porque nos hacen ver como tontos, como si no se supiera que es la tesorería y el alcalde que forman cada cheque de pagos. Deberían sentarse con sus asesores de campaña y sacar mejores ocurrencias.

El alcalde sabe que los números y proyecciones en la intención de voto no están a favor de él; desde la alcaldía se han mandado a hacer encuestas recientemente y no las publicaron porque a pesar de que las preguntas eran sugestivas para favorecer al actual edil, este siempre salía abajo. Ni las decenas de activistas (que son pagados con nuestros impuestos) han contribuido a mejorar la imagen del gobernante intipuqueño.

Los otros partidos que están en contienda, tienen la obligación moral de hacer las cosas distintas desde la campaña misma. Se puede ser agresivo en política, se pueden decir las verdades, pero sin caer en las bajezas de la gente contratada por el actual alcalde que, a través de perfiles falsos, buscan amedrentar las voces de la oposición bajo amenazas de ventilar asuntos de la vida privada. Una forma cobarde de hacer política.

Estos 56 días restantes hacia las elecciones, lo ideal es que se haga una campaña de propuestas, informativa y con proyección real. El que tome las riendas de la alcaldía deberá tener claro que la actual administración, en caso de no reelegirse, dejará una deuda con proveedores de más de $500 mil. Por lo tanto, las promesas deben ser en base a realidades palpables, ya 3 años han sido suficiente para oír propuestas demagogas y de estribillo populistas como "Intipucá al desarrollo".

La población también tendrá que hacer las cosas distintas si quiere resultados distintos. No se puede vender la voluntad y el destino del municipio por unos pliegos de láminas o alguna bolsa de víveres. La obligación del gobernante es generar condiciones para que las familias no necesiten lo uno, ni lo otro. Pero estamos tan acostumbrados a la corrupción que un salto de calidad en las políticas públicas nos parece una utopía.

2021 será un año de decisiones, donde los ciudadanos responsablemente tendremos que elegir a las personas que administrarán nuestros impuestos en los próximos tres años. En Intipucá sólo en 30 meses la actual administración municipal manejó más de $5 millones; esa es una razón de peso para saber que hay cosas que deben cambiar. Eso incluye un nuevo alcalde.

Tags

plantillav5
Patrocinador
sponsor