Monseñor Rómulo Emiliani

Un guía espiritual que ha ayudado a muchos de sus feligreses a ver la vida desde una perspectiva positiva; sus reflexiones llevan siempre esos antídotos de prosperidad en la fe cristiana.

Toquemos las llagas de Cristo

Por  Rómulo Emiliani Esto fue lo que le pasó a una joven de familia muy pudiente y le cambió la vida: tocó las llagas de Cristo. Tenía 19 años y había crecido en un ambiente familiar de mucho dinero. Creía que lo único importante y que valía la pena era lo que se vivía en su bur..

El hambre y la desesperación

El niño de unos diez años corría velozmente y se mezclaba entre los transeúntes de la calle y en un barrio muy pobre, de casas de zinc y cartón, logró meterse en una vivienda y allí se escondió. Dos policías logran entrar y en medio de la oscuridad con sus linternas localizan a la creatura muy asustado abrazando a una mujer de unos treinta y cinco años que está acostada en una vieja ..

La niñez y los traumas

Por Rómulo EmilianiLa policía persiguió al ladrón en una carrera vertiginosa por calles y avenidas. Eran las 8 y media de la noche y llovía levemente y ya poca gente estaba en las calles. El muchacho, delincuente de 24 años, conducía solo y muy rápidamente incursionó en un barrio muy populoso donde abandonó el auto y corrió a esconderse..

¡Oh, Señor, ayúdame!

Oh, Señor, ayúdame a encontrarte. Sé que eres el grande, el único, el infinitamente misericordioso, bueno, sabio, fuerte. No tiene medida tu amor y no tienes principio ni fin. Estás en todas partes y superas todo lo que existe, siendo la fuente de la vida y la que la sostiene. Eres el gran misterio de tres personas y un solo Dios y todo lo quieres acoger y envolver en un abrazo eterno. Par..

“El credo de mi vida”

Por Rómulo Emiliani    Creo en Dios que se hace presente en la historia haciéndose como nosotros, viviendo las angustias y los sufrimientos de los desposeídos y perseguidos y que se entrega en Jesucristo a una muerte ignominiosa y permanece en el silencio y total impotencia tres días en la tumba. Ese es el Dios Amor que demuestra hasta la s..

Un joven víctima del vicio

Eran las tres de la mañana y ese joven venía tambaleándose por las calles. Al querer cruzar una calle se tropezó contra la acera y cayó al piso. Era una colonia de clase media baja y era una noche oscura y los faroles alumbraban tenuemente las calles. Él tenía en aquél entonces 23 años. Era un muchacho alto, delgado, que años antes había sido de los primeros en sus clases del b..

El alcoholismo casi lo destruye

Este señor llevaba tres días tomando licor. En el bar donde frecuentaba lo echaron por pelearse con dos personas. Con su automóvil se desplazó a un barrio muy pobre de la ciudad, donde la violencia imperaba y después de las 9 de la noche la gente se recluía en sus casas. Estacionó su auto en una cantina de mala muerte y tambaleándose entró. Eran ya las 11 de la noche y cuatro personas ..

Una pareja en problemas

La señora había llamado para pedir una cita con su marido, ya que tenían dificultades serias en su matrimonio. Era época de elecciones en aquél país y las caravanas de automóviles de diferentes partidos políticos corrían por diferentes calles de la ciudad, que ya estaba llena de papeletas pegadas en paredes, semáforos y postes de luz. Los dos llegaron puntuales, cada uno por su lado. ..

Lloró cuando lo abrazaron

Habíamos estado predicando en la antigua cárcel de Colón, Panamá, donde más de mil privados de libertad se concentraban hacinados en un edificio que no reunía las condiciones adecuadas para tenerlos. Esa mañana predicábamos llorando, igual que el coro que me acompañaba. Y era porque el día anterior se dio una revuelta y lanzaron muchos gases lacrimógenos que todavía impregnaban el a..

La joven que se prostituyó

Eran las cuatro de la tarde de una lluviosa tarde en San José, Costa Rica. Me piden que atienda a una joven de 19 años que al llegar lo primero que me dice es: “Vengo porque mi abuela me tiene cansada de insistirme que lo vea a usted, pero nadie puede hacer nada por mí”. Era alta, de pelo negro, con ojeras, una mirada triste, vestida con una blusa ajada y pantalones desteñidos. Al senta..

Él era un hombre muy temido

Por monseñor Rómulo EmilianiHabían pasado nueve meses desde que empezamos el entrenamiento de 14 hombres para trabajar los sábados en la cárcel La Reforma, en Alajuela, Costa Rica. Cuatro psicólogos nos capacitaron para trabajar con personas en conflictos. “Pescador de Hombres” fue el nombre que escogí para el grupo. Llegó el día esperado, llegamos al presidio y fuimos a má..

El becerro de oro y la Patria

Por monseñor Romulo EmilianiSucedió hace un tiempo en un presidio de nuestro país. Un hombre detenido me contó llorando intensamente cómo se había arrepentido de haber matado a un señor por dinero. Él era un asesino a sueldo. Mató 14 personas en el tiempo que laboró en esa embajada diabólica que es el sicariato, donde las almas se afean de tal forma que cada vez se parecen má..

Radios


Facebook

Live

Archivos


© Intipucacity.com 2001 - 2017