Patrocinador

Radios


Proyecto al desvío de Intipucá, un monumento al despilfarro del dinero público

Wed, 02 Oc



Por equipo de investigación y redacción de www.intipucacity.com

Hace unas semanas, el presidente de la República, Nayib Bukele, decía una frase que resume en pocas palabras el tema de la represa de El Chaparral, “ese es un monumento a la corrupción”. Lo que llevó a realizar esa afirmación es que los costos de esa obra se aumentaron en más de cuatrocientos millones de dólares en relación a su costo original. Muchos funcionarios y sobre todo los que tienen en sus manos la ejecución de obras, acuden a este tipo de artificios, el problema es que estos excesos se pagan con los impuestos de todos los salvadoreños.

Cada pueblo o ciudad busca de una manera u otra crear estereotipos que les identifiquen ante los demás, algunos de estos pueden ser inmateriales, como las tradiciones culturales, ejemplos de ellos el Carnaval de San Miguel, las bolas de juego de Nejapa o los Farolitos en Ahuachapán; otros en tanto, eligen la arquitectura como seña de identidad, así por ejemplo la iglesia colonial de Conchagua, la Torre en San Vicente, el Museo de la Revolución en Perquín. Esto les convierte en una especie de marca de identidad que de forma rápida coloca estas costumbres o construcciones  en el ideario colectivo cuando se menciona los nombres de esos lugares. Desde la municipalidad de Intipucá, posiblemente esa fue la intención que tuvieron con la construcción de una pequeña plaza en el desvío hacia el casco urbano del municipio, sin embargo, lo hicieron a un precio desmesurado.

El proyecto que formalmente se denomina “Rehabilitación y Ampliación de Entrada Principal a Casco Urbano de Intipucá”; según información extraída de documentos oficiales en manos de Intipucá City.com,  tendría un tiempo de ejecución de 90 días, y entre las actividades y obras a ejecutar está el de la plaza en el desvío, sus bancas y arriates para jardín, instalación de tres micro-techos para las bancas, instalación de luminarias incandescentes pintura de la mini-plaza poda de árboles en el acceso, instalación de una fuente con bomba, la limpieza de un kilómetro de aceras, la reconstrucción de 84 metros cuadrados de acera, construcción de 84 cajas cuadrangulares, compra de 84 palmeras tipo Miami y la siembra de las palmeras.

Todo lo descrito tuvo un costo total de cincuenta y un mil setecientos setenta 91/100 dólares ($51,770.91), el cual se divide en el pago de $2,100.00, realizado por elaboración de la Carpeta Técnica, $47,435.99 por la ejecución del proyecto y $2,234.92 por la supervisión de la obra, estos pagos fueron realizados a la empresa Obras y Edificaciones Civiles, S. A de C.V, como ejecutora del proyecto. Desde que salió a luz los costos de esa obra, el caso se rodeó de polémica por el elevado costo; algunos con conocimiento en el área de construcción y hasta ingenieros civiles han manifestado que el costo de ese proyecto anda en el rango de $20,000.00 a $25,000.00, que significa la mitad del valor de la obra pagado por la municipalidad.

Desde la Alcaldía se ha negado los hechos, incluso cuando aún salía al aire el programa “Pensando en Voz Alta”, el alcalde Elenilson Leonzo Gallo acudió a lo de siempre: “ese proyecto no vale eso que dicen, esas cosas son chambres que buscan generar discordia”. A un año de su ejecución, la Corte de Cuentas de la República en su sitio web de transparencia en el que publica todos los informes de auditoría que realiza a nivel nacional, ha publicado también el informe  de la auditoría de Intipucá que comprende los meses de mayo a diciembre de 2018, y entre una de las  observaciones realizadas por el ente contralor está el proyecto del desvío a Intipucá.

En el informe de auditoría de la Corte de Cuentas, el proyecto se observa por das razones, la primera es que para su adjudicación no se respetó el proceso que garantizara la libre competencia, es decir, la municipalidad no cumplió con la obligación de publicar el proyecto en la plataforma digital de Compras Públicas llamado COMPRASAL. En ese sentido la Corte observa que el artículo 68 de la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP) obliga que las convocatorias de contratación y sus resultados deberán publicarse en el Registro del Sistema Electrónico de Compras Públicas. Sin embargo en Intipucá no se publicó, la razón por la que muchas alcaldías hacen eso es simple: evitar que un mayor número de empresas participen y oferten montos más apegados a la realidad. Además no existe una sanción expresa por esa omisión, esta queda al criterio de la Corte de Cuentas, y este ente contralor el 90% de las ocasiones sanciona estas conductas con reparos administrativos, por ello a los infractores les resulta más rentable hacer el fraude y pagar únicamente una sanción administrativa que puede ser el 10 o 20% de sus salarios, pero con ello evitan que terceras empresas participen en las licitaciones de proyectos.

La segunda observación es la que la Corte de Cuentas deja señalada como hallazgo número trece: “Inconsistencias en ejecución del proyecto de rehabilitación de entrada al casco urbano”, lo que la Corte observa es que en evaluación técnica que realizaron comprobaron que el Concejo Municipal, autorizó y ejecutó el proyecto Rehabilitación y Ampliación de la Entrada Principal del Casco Urbano de lntipucá, en el cual se determinaron inconsistencias relacionadas con el funcionamiento del proyecto, así: pagos en exceso en la siembra de palmeras, luminarias y fuente no utilizada y falta de mantenimiento del proyecto; según el informe de la Corte de Cuentas, esto llevó a que la municipalidad pagara un exceso por obras que no se hicieron y otras por mala calidad.

En el informe técnico, la Corte concluye que la alcaldía pagó $1,500.00 por una fuente pequeña, que no es operativa y que está mal instalada, sigue relatando que se pagaron $330.15 por luces incandescentes que no fueron instaladas, se canceló $8,820.00 por 84 palmeras, que en el informe de la Corte las describe como “de mala calidad”, la Corte indica que el valor de mercado de esas 84  palmeras es de $2,933.28, por lo que hubo un exceso de pago de $5,886.72; además se cancelaron $7,140.00 por la siembra de 68 palmeras en sus arriates (no incluye precio de las cajas de cemento), por lo tanto  para la Corte de Cuentas de la República se cuestiona el uso de catorce mil ochocientos ochenta y seis 87/100 dólares ($14,886.87).

La identidad también se puede generar con las acciones negativas, no se puede hablar de los ex presidente Funes y Saca sin que a la mente se nos venga la palabra corrupción, o hablar del chaparral sin reflexionar sobre el millonario costo de esa obra. Lamentablemente el proyecto de la entrada al casco urbano tiene ya esa identidad.  Al hablar sobre el o pasar por el lugar, muchas veces se nos viene a la cabeza que es el proyecto de los cincuenta y dos mil dólares. Es muy seguro que en el ideario de los intipuquenses genera mayor nostalgia y hay mayor identidad con el viejo rótulo que decía: “Welcome to Intipucá City”.  Mientras la plaza construida en el desvío hacia el pueblo, quedara para la posteridad como un monumento que recordará el despilfarro de los fondos públicos en esta administración.

Columnista

...
Columnas de grandes periodistas

Artículos de grandes personajes de Latinoamérica que han marcado la pauta del quehacer político, sociocultural o religioso. Ellos (as) escriben para los periódicos de mayor circulación en el mundo.

Seguir leyendo columnas



Fanpage

Facebook

Gracias Enrique Mendez por todas las obras buenas y los buenos momentos que compartistes con nosotros

Publicado por Tvcable Intipuca Canal en Viernes, 20 de octubre de 2017

Anuncios


© Intipucacity.com 2001 - 2019