Patrocinador

Radios


¿Reunión de concejo o circo con toldo de pueblo?

Fri, 30 Au



Por Joaquín W. Chávez

El día martes 27 de agosto de 2019, desde la plataforma de Facebook live, fuimos testigo de la transmisión de la Sesión de Concejo. Como medio damos la enhorabuena a las autoridades municipales que han dado un importante paso en aras de transparentar la cosa pública, así podremos ver de mi primera mano las decisiones más trascendentales que se toman y que a corto y mediano plazo afectarán a los intipuquenses (lógicamente a unos más y a otros menos).

Dicho lo cual, las cosas como son, y es como si la política se nos hubiese ido llenando de acróbatas, funámbulos, equilibristas o volatineros. Y el resultado es preocupante porque, a este paso, ni siquiera sabemos lo que pretenden hacer, ni lo que pueden acordar o desacordar, ni adonde nos quieren llevar. Solamente intuimos por las cosas que vimos que el desorden de esta administración es de grandes proporciones y que la transmisión de la reunión no obedeció a un genuino compromiso con la transparencia si no que fue un intento espurio de lavarse la cara ante los votantes con la finalidad de mantener incólume  las aspiraciones de retener el poder y que no son muy exigentes en la sutileza de los medios para conseguirlo.

Dicho en italiano, manca finezza. Es decir, falta delicadeza y respeto hacia los desconcertados ciudadanos que soportamos, pasmados y aturdidos, sus juegos y sus aparentes o reales trapicheos.

Y es que muchos ciudadanos ya han empezado a cansarse del espectáculo circense que nos ofrecen, muchas veces lamentable, con sus juegos equívocos y sus asperezas dialécticas. ¿Cómo llamarle, si no, a alguna declaración de no tener idea de ni siquiera el número de empleados que hay en la alcaldía, o del Alcalde en primero asegurar que una carpeta no había sido pagada y cinco minutos después retractarse ante la evidencia? Nos deja perplejo estas situaciones, se supone que es la Tesorera y el Alcalde que firman todos los cheques para pagos, podemos pensar ingenuamente que se le “había olvidado”, pero con los antecedentes de estos dieciséis meses, esa fue una más de tantas mentiras. No tengo nada contra él, e incluso antes me divertía, pero han agotado su repertorio de sutilezas e ironías, ahora muy cortas y depauperadas.

Es verdad que todos los Concejos Municipales ya no es cosa solo de un partido, cómo lo fue hasta el año 2012, del año 2015 en adelante nuestro país entró en la representación proporcional plural que permita a otras fuerzas políticas entrar en los Concejos Municipales; esto sin dudas fue un avance en la evolución democrática. En El Salvador, el partido vencedor en las contiendas electorales, asegura la gobernabilidad, se le concede mayoría simple para aprobar todas las decisiones excepto tres a) aprobación de préstamos, b) venta de bienes municipales, y c) destituir a uno de sus miembros; por lo demás todo queda a discrecionalidad del partido gobernante. Es verdad que al frente del Gobierno Municipal está una fracción muy débil -con solo 47 votos de diferencia- que necesita recabar apoyos a diestra y siniestra, pero están cometiendo excesos en esa guerra sin cuartel que mantienen con la oposición. Esta es una complicación cierta, pero no justifica el espectáculo de confusiones, contradicciones y misterios que se ha ido apoderando de todo y que nos tiene desconcertados y sumidos en un embrollo general.

Para colmo, las claves y los asuntos parecen reciclarse cada día. Un día toca lo del estudio del agua de La Magueyera, el siguiente día también, una ampliación de un proyecto que frente a cámaras aceptaron que ya está terminado y que únicamente lo “pasan” a reunión de Concejo para efectos de comunicar y que se ingresen en las actas de meses anteriores. ¿Tendrán idea los concejales que eso es una conducta delictiva? Es inverosímil que se expusieran a tan grande bochorno público; y así seguimos, expectantes y sumidos en una incertidumbre que, creo, es la misma que habita en las alturas. Por ello, cabría pedir más sosiego, más entendimiento y menos circo. Pero ¿quién quiere asumir ahora esta petición? No se ve del lado de los que tienen mayoría en el Concejo ofrecernos un horizonte de grandezas. Tiene entonces la obligación la oposición pasar del verbo al sustantivo

Mientras veía el transcurrir de la sesión y la postergación de la ejecución del proyecto de electrificación en los aceitunos me recordé la frase que un día escuché a alguien que dijo: “Debería ser un delito hacer promesas que no se pueden cumplir”. Cierto, cuando menos debería ser así para aquellos políticos que hacen del timo un verdadero arte, un modus vivendi sin escozor alguno. Siendo estrictos con esta consigna, muchos políticos deberían estar en la cárcel porque son un peligro para la sociedad. Es increíble que a estas alturas del pensamiento filosófico o de la filosofía política no exista un libro dedicado al cinismo, entendido esto último en su sentido ético-moral. Aplicado a la persona que comete actos vergonzosos, particularmente mentir, sin ocultarse y sin sentir vergüenza por ellos. Desvergonzado, impúdico, sinvergüenza. La desfachatez política sin límites. Lo que quiero decir es que hoy día es imposible explicar la política sin incorporar el concepto del cinismo, del cinismo político. De ello hay ejemplos sin ir muy lejos.

Ahora bien, yo le diría algo en lo que sí creo firmemente, una de las pocas cosas: la imagen de algo o de alguien es la medida de lo que realmente es, pues por él viene determinada, y todas las demás acusaciones sobre unos terceros no es más que falta de honestidad, intentando escurrir el bulto por errores que no se quieren asumir. También cabe preguntarse si es posible ser honesto cuando uno es actor en una constante campaña electoral, pues entonces son sólo parte del mayor espectáculo del mundo: el circo de los políticos,-

COROLARIO

Mientras veía la transmisión de la sesión, y oía al Alcalde Elenilson Leonzo, que todo estaba bajo control y que contrademandará a todas las personas que han sido críticas con su gestión se me venía a la mente que bajo esa visión de la realidad que se mantiene en la administración municipal: “Los habitantes de Intipucá somos todos corruptos”

La frase parece un poco fuerte, pero si la realidad que nos circunda informa que los funcionarios públicos nunca jamás son “corruptos”, que ellos siempre dicen la verdad, que se comportan conforme lo establecen los reglamentos y las leyes, que nunca actúan de forma ilegal y que dan fiel cumplimiento a sus deberes, entonces al existir la “corrupción” seremos nosotros los causantes y los beneficiarios de ella.

Es un silogismo muy sencillo:

• En Intipucá existe “corrupción”.

• Los Funcionarios Públicos no son los “corruptos”

• Por tanto, los que no son funcionarios Públicos somos los “corruptos”.

Resulta, de todas maneras, bastante difícil de creerlo, porque de verificarse ello, nosotros tendríamos el goce de las fortunas, patrimonios, nivel de vida y prerrogativas que tienen los funcionarios y los políticos. Determinados hechos y situaciones revelan que cada vez que se escapa alguna información del enclave de los poderes del municipio, -sobre todo desde la Alcaldía- estamos frente a circunstancias muy poco transparentes, y por lo tanto que puedan ser presumidas y sostenidas como ilícitas

Dicho nuevamente, lo del martes 27 de agosto en italiano fue «manca finezza» para nosotros los ciudadanos.

Y la bendita reunión de concejo de ayer jueves 29 de agosto hay que investigar sobre lo que dice el Lic. Hernández:

-“Se aprobó el pago de facturas al señor Hugo Salinas por unas estructuras metálicas se instalaron en la pista municipal”.

¿Estará trabajando el Lic. Hugo Salinas con la comuna municipal en la actualidad o son chambres de pueblo?

Columnista

...
Columnas de grandes periodistas

Artículos de grandes personajes de Latinoamérica que han marcado la pauta del quehacer político, sociocultural o religioso. Ellos (as) escriben para los periódicos de mayor circulación en el mundo.

Seguir leyendo columnas



Fanpage

Facebook Live

Publicado por Intipucá City en Domingo, 15 de septiembre de 2019

Anuncios


© Intipucacity.com 2001 - 2019