Patrocinador

Radios


Urge el orden en medio del caos en Intipucá

Sun, 04 Au



Por equipo de redacción de Intipucá City

Intipucá es ahora mismo el municipio de las contradicciones; por un lado vive una desaceleración de su actividad económica y productiva; luego de ser un punto de referencia nacional en la recepción de remesas, y haber vivido una bonanza, —“Intipucá City, la Ciudad del Dólar en El Salvador”— al mejor estilo de Macondo en los años de la compañía bananera; sin embargo, ahora somos testigos inertes que ve como un pueblo se deja morir, los negocios cierran, los bancos se van, las personas migran; volviendo al relato de García Márquez, Intipucá de apoco se va convirtiendo  como en los años de Macondo en los que Aureliano Babilonia interpretó los pergaminos y sabía que ya no había remedio.

Por otra parte, se vive un ambiente de agitación y controversias, la mayoría de ellas en redes sociales,  hemos trasladado al mundo de lo virtual la actividad que antes se reflejaban en nuestras calles. El tema favorito en el menú de las redes sociales, es la “Bendita Política”. Mención especial en este apartado, los descubrimientos que salen a la luz sobre el poco transparente manejo de los fondos públicos, empero, en las últimas semanas ha comenzado a suscitar un interés especial los posibles perfiles de las personas que entrarían a disputarle la vara edilicia al señor José Elenilson Leonzo Gallo.

En medio de este torbellino o muchedumbres de situaciones, fue gratificante visualizar la participación de dos mujeres intipuquenses con una anatomía física agraciadas de mentes brillantes, profesionales y jóvenes, que tratan desde su experiencia y conocimiento, poner un poco de mesura en el debate y buscan además ser generadoras de opinión y conciencia, desde el respeto y la tolerancia que debería caracterizar todo debate político, sea sobre las actuaciones de nuestros funcionarios o sobre las aspiraciones personales de las personas en el campo electoral.

El tema abordado por ellas “La Participación Ciudadana” es sumamente importante, y atinadamente seleccionado en vista de nuestro contexto político actual. En Intipucá, "la cultura de la remesa", creó cociente o inconscientemente el hábito de la desidia; nos hemos acostumbrado a estar cómodos y esperar que sean otros los que solucionen los problemas principales del municipio o que sean otros los que afronten las consecuencias de ponerse frente al poder cuando se dan los abusos de los que nos gobiernan.

Es sumamente educar al pueblo de Intipucá en el tema de la participación ciudadana, la representatividad que otorgamos a los funcionarios de elección popular no es absoluta ni constituye un cheque en blanco. La fiscalización debe ser un tema vigente y presente en nuestro pueblo, incluso ellas atinadamente hicieron mención de la Ley de Participación Ciudadana como uno de los mecanismos que facilita herramientas para que la ciudadanía tenga una mayor incidencia en la gestión pública, a través de propuestas en la creación de las políticas que afecten o beneficien a la ciudadanía. La intención de ellas se notó que estuvo encaminada también en mentalizar a la gente que no se es metido, ni revoltoso, siempre y cuando se actúe con respeto, por el hecho de ser propositivo y fiscalizar de la administración pública.

Existieron en el programa interesantes planteamientos y un reconocimiento a que ahora, como quizá nunca en la historia reciente, la ciudadanía debe ser valiente y asumir un rol protagónico y no de espectador, en las actuales tesituras político-municipal de Intipucá. Se incentivó a la denuncia ciudadana responsable, en el marco de la plena conciencia que también como ciudadanos exigentes, va implícita una obligación de cumplimiento con el  municipio, pagar nuestros impuestos, es un ejemplo de ello; hacer eso, nos empodera aún más frente a los gobernantes y nos da una estatura moral para el tema de la fiscalización.

Por el tiempo, quizá no se abordaron otras disposiciones y cuerpos normativos que también regulan la participación ciudadana; decía uno de los comentarios que nuestro sistema político es representativo; es verdad, pero el sistema de gobierno municipal es el único que reconoce como herramienta de participación ciudadana la “consulta ciudadana”, que es lo más parecido a un plebiscito. A la población perfectamente se le puede hacer consultas sobre temas que atañen o afectaran de una forma sus vidas, el caso más reciente que tenemos es el de un municipio de Cabañas, que llevó a consulta entre sus ciudadanos si permitía o no la minería. La gente dijo que no.

Los que ejercen el poder, de una u otra manera están obligados a rendir cuentas al pueblo, así por ejemplo el presidente de la república, cada junio rinde un informe a la asamblea legislativa, que por una ficción jurídica, se presume que en ella está representado el pueblo, recientemente la misma asamblea legislativa está obligada dar cuentas cada año a sus votantes, es así como cada diputado se reúne en la sede departamental de la Asamblea Legislativa y hacen un acto de rendición de cuentas; los gobiernos municipales no son la excepción, por disposición de ley, también están obligados a rendir cuentas una vez al año como mínimo. Dependerá de nosotros como ciudadanos, si tomamos como rendición de cuentas lo que nos brindaron el cinco de julio de este año.

Existe también una ley de más reciente aprobación, y es la que se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para los funcionarios, y es la “Ley de Acceso a la Información Pública”, esta ley proporciona un catálogo de situaciones que les da categoría de información pública, así por ejemplo los salarios de los funcionarios, empleados públicos y asesores, los costos de los proyectos, el presupuesto, los contratos de obras o prestación de servicios, los currículos, las deudas de las instituciones públicas, sus proveedores, en el caso de las municipalidades también las actas del Concejo Municipal.

Esa es una ley tan completa, que no existe alguna duda que si los funcionarios públicos en El Salvador o en Intipucá, realizan actos al margen de la Ley, es más por la inacción de una ciudadanía que está adormecida y que pretende resolver la problemática de la corrupción desde el fiero debate de las redes sociales.

Nos gustaría seguir disfrutando de más episodios del programa que dirige la Doctora Claudia Rivera y la Licenciada Vilma Cristina Mejía (Aunque fuese afable incluir en la tertulia a la Lic. Lilibeth Méndez para ver que potranca posee un mejor linaje de purasangre en el establo), urge poner un poco de sentido y orden al debate político de nuestro pueblo, el poder necesita ser escrutado, pero solo una ciudadanía educada podrá hacerlo dentro de los marcos legales, y el día viernes se dio el primer paso en educar a nuestra gente, para convertirlos en actores políticos permanente, y no en una especie de personajes fantasmagóricos que solamente cobran vida cada tres o cinco años con la emisión de su voto.

“Ojo”, decía un celebre intipuquense: “A nosotros los jalvadoreños no entendemos con palabras bonitas; entendemos cuando vemos el garrote en mano”

Columnista

...
Columnas de grandes periodistas

Artículos de grandes personajes de Latinoamérica que han marcado la pauta del quehacer político, sociocultural o religioso. Ellos (as) escriben para los periódicos de mayor circulación en el mundo.

Seguir leyendo columnas



Fanpage

Facebook Live

Publicado por Intipucá City en Miércoles, 14 de agosto de 2019

Anuncios


Contáctanos!

  • Intipucá City
  • info@intipucacity.com
  • (EE.UU) (703) 901-4259
  • (El Sal.) 7756-0391
© Intipucacity.com 2001 - 2019