Patrocinador

Radios


RENDICIÓN DE CUENTAS, UNA DEUDA HISTÓRICA EN INTIPUCA.

Sun, 07 Ju



Por Joaquín W. Chávez

Etimológicamente, la palabra democracia tiene sus raíces en el griego antiguo, DEMOS= PEUBLO; y KRATOS= PODER. Desde aproximadamente 600 años antes de Cristo, las polis griegas, o ciudades, ya habían desarrollado una nueva forma de gobierno que ellos llamaron DEMOCRACIA, la ateniense era la más representativa de esta nueva expresión de ejercicio del poder. No se podía esperar menos de los padres de la civilización moderna y de la filosofía conceptual. Este tipo de ejercicio del poder, consistía en que los ciudadanos no elegían representantes para que éstos en su nombre tomaran las decisiones, como lo hacemos hoy en día; sino que eran directamente convocados a asambleas y se discutían los temas trascendentales que tenían repercusiones para todos, y se votaba sobre la decisión a tomar. 

En la edad media, en Europa se mantenían algunas de esas características de la democracia de Atenas, considerablemente inferior, porque para entonces regían las monarquías o reyes en todas las potencias colonizadoras del viejo continente; sin embargo, en las provincias y pueblos, el gobierno local era desarrollado por los Cabildos. El cabildo no es un acto como todos creemos, es el nombre con el que se les conocía en al conjunto de personas que conformaban el gobierno local, con el tiempo pasaron a llamarse Ayuntamientos o Concejos Municipales, ahora bien, los cabildos abiertos debe entenderse como la decisión del Concejo de realizar una sesión fuera de su local para abordar temas de emergencia ante la vista y opinión de los vecinos.

Este sistema de gobierno Local fue traído con los españoles en la Conquista de América, durante la colonia era de uso común el cabildo abierto, y repito, mediante la cual se hace una reunión de los vecinos de una ciudad en casos de emergencia o para consultas directas con los ciudadanos; cerca de Intipucá tenemos Conchagua, es un pueblo colonial y contiguo a su iglesia está una campana, esta se usaba para convocar a los vecinos de una ciudad a reuniones para tratar asuntos del gobierno local o en caso de emergencias.

A pesar de la evolución de los tiempos y de las épocas, el Cabildo Abierto quedó tan arraigado a la forma de gobierno local, y aunque con el tiempo los Cabildos pasaron a llamarse Concejos Municipales, la figura del Cabildo Abierto como una forma de participación ciudadana permaneció hasta nuestros días, reconocida así en el Código Municipal. He traído este relato de historia, porque el Cabildo Abierto es el origen de las otras dos formas  en que la ciudadanía ejerce un rol en el gobierno local y son la consulta ciudadana y la rendición de cuentas.

Precisamente es esta última la que nos interesa, pues la Rendición de Cuentas es de recién creación en El Salvador, si bien el Código Municipal ya lo regulaba, pero no fue sino hasta la Ley de Información Pública que obliga a que cada institución que se financia con dinero de los contribuyentes, debe rendir informe a la ciudadanía cada año.

La rendición de cuentas se produce cuando los ciudadanos recurren a las instituciones gubernamentales para conseguir un control más eficaz de las acciones del Estado y, como parte del proceso, participan en actividades como formulación de políticas, elaboración de presupuestos y control de gastos. Además la rendición de cuentas tiene como finalidad someter a los funcionarios públicos a restricciones y controles, o a un “sistema de contrapesos”, la ciudadanía misma con facultades para cuestionar, e incluso sancionar, a los funcionarios cuando son de elección popular en próximos eventos electorales.

Esta nueva modalidad de contraloría ciudadana, ha sido muy importante para poder valorar las conductas de muchos funcionarios, así por ejemplo ahora podemos ver en vivo todas las sesiones plenarias de la asamblea legislativa, y hemos visto como algunos concejos municipales, transmiten por la plataforma de facebooklive sus sesiones de Concejo, y más resientemente hasta las sesiones de ministros en casa presidencial. Que bueno hubiese sido  tener esa herramienta cuando se discutió la Ley de Integración Monetaria que significó la dolarización. Fueron abusos como esos, y las condicionantes de la cooperación internacional las que obligaron a nuestros políticos a generar espacios de contraloría ciudadana.

En El Salvador, ha quedado demostrado que los partidos que gobiernan, del color que sean y tendencia política, no son tan amigos de la transparencia, la mencionan únicamente como retórica en sus discursos sin que exista un interés genuino y real de llevar sus funciones con verdadera transparencia, Intipucá no es la excepción a estas conductas. En las últimas dos décadas han desfilado, con el actual, tres alcaldes distintos, ninguno ha tenido la valentía de convertir al pueblo en un agente contralor de la función pública, menos aún, de los fondos públicos.

Se nos había anunciado que este 5 de julio tendríamos un evento histórico en Intipucá, el anuncio se hizo con rimbombancia, invitaciones personalizadas y perifoneo por todo el municipio, y no era para menos, no habíamos presenciado un acto de estos en este municipio. Personalmente me generó expectativas y eran altas, supuse erroneamente que la llegada de un nuevo asesor sería un cambio en la conducción de la forma de ejercer la función pública, y que eso también se notaría en el hasta ahora poco efectivo departamento de comunicaciones de la municipalidad. A las once de la mañana del día cinco de julio, mi decepción era enorme.

Nos hicieron unas presentaciones en diapositivas, que se asemejaba más a una feria de logros que hacen nuestros hijos en las escuelas y colegios o a un recuento de todas las vivencias que los alumnos de bachillerato hacen en sus despedidas. La improvisación, informalidad y la impuntualidad fueron quizás los rasgos distintivos de este evento.

La mayoría somos testigos de como el personaje "Juan Nieves", desde el anonimato y utilizando el Facebook como herramienta de comunicación, a hecho público mucha información proveniente de la municipalidad, y que ante los discursos y explicaciones, muchos de ellos contradictorias, que nos han dado desde la alcaldía, han hecho que mucha gente comience a tomar como fuente de verdad lo que él publica. En principio esta información hecha pública por "Juan Nieves", debería ser la misma municipalidad la encargada de darla a conocer, la Ley la obliga a ello, y doy mi opinión: esa información tiene la apariencia de ser fidedigna, no lo voy a negar. Por ello, esta  esta era la oportunidad que tenía el Alcalde y el Concejo de dar una respuesta contundente. No la tuvimos, ahora en muchos ciudadanos la pequeña nube de la duda pasó a ser tempestad.

Intipucá tiene serios problemas, no se pedirá la solución de todo por parte de la municipalidad, pero se pide de este concejo y especialmente del Alcalde, una mayor seriedad y no seguir cada día poniendo una nueva estaca a esta gran carpa de circo en que están convirtiendo la política en Intipucá. Esta ciudadanía cada día se va hartando más de todo esto, el hartazgo cada vez se va haciendo más de manifiesto. Ya no pueden seguir tapando el sol con un dedo ni esquivando preguntas complicadas a través de sus asesores, merecemos más de lo que nos dan.

La rendición de cuentas no debería ser tomado como una banalidad, ni por el Concejo Municipal, ni por la ciudadanía; es la oportunidad que se tiene para hacer aquellas preguntas, que por duras que sean, se deben hacer. Los funcionarios también deben votar esa vestimenta de cacique que suelen ponerse, son nuestros empleados y administran nuestros impuestos, por lo tanto deben ser maduros y saber digerir el golpe de alguna pregunta por dura que sea. Felicito a aquellos ciudadanos que fueron y tuvieron el talante para preguntar; no puedo decir lo mismo de los concejales ni del alcalde, no eran los asesores los que debían contestar; son ustedes los que conocen la realidad de Intipucá y el contexto de las preguntas, eran ustedes los que debían contestar, no pueden venir abrazando a la gente en campaña y prometiendo cielo y tierra, pero ya en el poder no son capaces ni de contestar preguntas tan sencillas como la que hizo la señorita Mondragón: "La Corte de Cuentas les dejo Observaciones".

Fuimos testigos este prácticamente del arranque de la campaña política de cara a 2021, ahí vimos por ejemplo al secretario departamental del PCN y otras personas de ese Instituto Político, en ningún momento existió voluntad de mostrarnos al pueblo nada, solo lo mínimo, algunos ingresos para maquillar esta reunión. Decepción y frustración, al menos por el hecho de habersenos dicho que sería histórico.

Lo del viernes, a todas luces fue un bochorno que nos salió caro, alquilaron sillas, pagaron transporte a las comunidades, refrigerio a los participantes. La rendición de cuentas no es un convivio, para eso hay otras fechas especiales como febrero o diciembre. Los ciudadanos queríamos saber de ingresos en sus montos totales, egresos, montos de los proyectos, justificaciones sobre algunas medidas tomadas como las tasas e impuestos municipales, costos de algunos proyectos, planes de inversión, proyectos de desarrollo humano a echarse andar, esto solo de manera ejemplificativa. No tuvimos nada de esto, solo excusas y explicaciones y acusaciones. Para eso, era suficiente un Facebook live y no hubieran puesto en costo a la gente, ni gastado fondos públicos en esto. Deben comenzar a tomarse en serio el papel de administración pública municipal.

Columnista

...
Columnas de grandes periodistas

Artículos de grandes personajes de Latinoamérica que han marcado la pauta del quehacer político, sociocultural o religioso. Ellos (as) escriben para los periódicos de mayor circulación en el mundo.

Seguir leyendo columnas



Fanpage

Facebook Live

Rendición de cuentas 2018-2019 primer año de gestión alcalde Elenilson Leonzo

Publicado por Intipucá City en Viernes, 5 de julio de 2019

Anuncios


Contáctanos!

  • Intipucá City
  • info@intipucacity.com
  • (EE.UU) (703) 901-4259
  • (El Sal.) 7756-0391
© Intipucacity.com 2001 - 2019