Homenaje a Monseñor Romero

Sun, 21 Oc



Escrito por José Manuel Ortiz Benítez*

Cuando el justo muere, la voz que expande y difunde su justicia enferma. La esperanza se resiente. Duele la memoria. Pero el justo, de la talla de Monseñor Romero, nunca desaparece. La verdad lo devuelve. La historia lo revive lentamente. El coma, la enfermedad de Monseñor Romero acaba de detenerse.

Monseñor Romero empezó a ser justo el día que empezó a tener conciencia. Empezó a morirse el día que empezó a denunciar las injusticias de su pueblo.

Monseñor Romero ladraba como un perro guardián, fiel, dispuesto a defender la dignidad humana, con su propio pellejo, contra los ataques de la opresión, del absolutismo, de la arbitrariedad, del poder utilizado contra los más débiles.

Monseñor Romero fue aquel amigo perfecto. Hombre de fe, leal a los principios de Dios y a los de la Humanidad. Hasta la muerte, mantuvo una pasión, una perseverancia, una gentileza, una generosidad que se llevó consigo, como si su raza fuera única: la raza de Monseñor Romero.

Justo entre los salvadoreños, sin veleidades eruditas, hoy su mirada se proyecta al mundo, no por su fama, dinero o poder, sino por su humildad intachable y desafiante contra los que utilizan el poder para encubrir sus propios fracasos.

Hoy, la historia lo regresa, la verdad lo resucita, su palabra prolifera, su mensaje se multiplica.

Hoy se cumple su propia profecía, “si me matan, resucitaré en el pueblo salvadoreño”.

Aunque sus detractores hayan hecho todo lo posible para asesinarlo y borrar su lugar en la historia, hoy Óscar Arnulfo Romero pasa a formar parte indeleble en la posteridad del pueblo salvadoreño.

Hasta Siempre Oscar Arnulfo Romero.

 

José Manuel Ortiz Benítez es columnista salvadoreño en la ciudad de Washington, DC. @jjmmortiz
 

Comparte


Autor

José Manuel Ortiz Benítez

El intipuqueño, José Manuel Ortiz Benítez emigró a Los Estados Unidos en 1985. Gracias a una beca del gobierno federal, se licenció en Relaciones Internacionales y en Economía de la Universidad de George Mason, en el condado de Fairfax, estado de Virgina, EE.UU. En 1995, emigró por segunda ocasión, esta vez a España, donde se especializó en el mundo de la imagen y la publicidad. José Manuel Ortiz Benítez también es analista, comunicador en espacios sociales y destacado columnista en medios escritos en El Salvador y Estados Unidos. José Manuel Ortiz Benítez ha producido gran cantidad de contenidos audiovisuales en Europa, Estados Unidos y El Salvador.

Radios


Fiestas titulares - Marzo 2018

Responsive image

Videos


Facebook live de la semana

Facebook

Live

Archivos


© Intipucacity.com 2001 - 2017