El Mundo esta llenó de pajeros

...

14/09/2014


Increíble pero cierto, nuestro mundo está forjado a base de falsas promesas, palabras vacías, esperanza fallida y mensajes contradictorios. Tanto en la política, religión como en lo sociocultural, muchas palabras son huecas y sin contenido.

Estamos llenos de mensajes falsos, de esperanzas insensatas y de un vacío incoherente entre el dicho y el hecho, En otras palabras, hay mucho bla, bla, bla, empero nada de realidad o cumplimiento. ¿Qué quiero decir con bla, bla, bla? Simplemente que hablamos puro cuento, paja, casaca, mensajes sin contenido, mentiras, falsedad, promesas incumplidas, etc.

La mentira y el engaño es un arte mediante el cual se  alimentan la ingenuidad de miles de ingenuos creyentes, tanto en el campo político, como en el religioso. Se gastan millones en congresos, reuniones, asambleas para discutir cómo enfrentar las crisis, los problemas, el hambre, la violencia y después de mucho hablar y comer, cada cual regresa a su medio para seguir haciendo lo mismo, nada cambia, todo quedó en  puras “pajas y pajas”….

Un pastor religioso desde el púlpito habla de la sencillez, humildad, desprendimiento, del dar con amor.  Sin embargo, él al bajarse del púlpito hace todo lo contrario. Más bien se aprovecha de su bla, bla, bla  para vivir  cómodamente, con arrogancia, buscando los primeros puestos en los eventos internacionales y explotando la fe de los incautos creyentes, para vivir como magnate a costillas de la religión.

Los políticos, de igual forma, le prometen a la gente un mundo mejor, más seguridad, trabajo, prosperidad, etc. y  con el tiempo crece la inseguridad, aumenta el hambre, disminuye el empleo y el dinero se debilita, creciendo la inflación y miseria. Por todos lados hay discursos ricos en palabras y promesas, pero vacíos de realidades y contenido práctico.

Recuerdo hace unos años, cuando un gran amigo periodista del área metropolitana de Washington me invitó a una cena donde iba a estar presente el expresidente Mauricio Funes, cuando andaba buscando su candidatura a la presidencia. Recuerdo, que no pude llegar a la cena a tiempo por el bendito  trafico que se vive en el área metropolitana de Washington. Sin embargo, si llegue a escuchar el discurso del expresidente Mauricio Funes en donde se llenaba la boca de saliba diciendo: "En mis primeros cien días de mi gobierno tendré unos cuatro cientos mil empleos y con eso voy a disminuir la inmigración hacia este país; además voy a reducir en un ochenta por ciento la criminalidad".

Un político del cuarto mundo en mi pueblo decía: “Cuando yo sea alcalde, voy a hacer de Intipucá la primera ciudad bilingüe en Centroamérica, voy a convertir está ciudad en modelo" ¿Modelo de qué?

Basta ya de discursos fallidos, de mentiras y promesas incumplidas, del doble discurso político y religioso. Seamos coherentes en lo que hacemos, prometemos y decimos, para que podamos forjar un mundo mejor, en donde se haga realidad aquello que proclamamos y que muchas veces olvidamos. Es tiempo de hablar menos y hacer más, solo así podremos cambiar la humanidad, de lo contrario, vamos al desastre social. Ya estamos cerca o ya vivimos en El Salvador en un estado fallido.

Autor


Carlos A. Velásquez Blanco (El Master)

Fundador y columnista de Intipucacity, Director y Productor del programa de televisión \"Punto de Vista\" que se transmite en el estado de Virginia, además es corresponsal radial de varias estaciones en Latinoamérica

Buscar por Titulo

o Buscar por fecha

  • Radios

  • Responsive image
  • Responsive image
  • Video Reciente